SAHARAAAAH!

El Sáhara es más que un desierto de desiertos. El Sáhara es también un pueblo. Y no habrá arena suficiente para tapar, para ocultar, la lucha de su legítima historia.

Allí, arrinconado, vive, sobrevive, malvive, parte del pueblo saharaui o lo que queda de él. Un pueblo tribal, ancestralmente nómada e independiente, saqueado, oprimido, antes, durante y después de ser, como se enseñaba en la enciclopedia de mi escuela, una de las provincias españolas en África.

Abandonado a las muchas y nunca cumplidas resoluciones de la ONU y al yugo marroquí, espera,  desde hace muchos años,  el derecho a la autodeterminación.

Un muro de más de dos mil kilómetros, de arena y adobe, de alambradas y soldados, parte, de norte a sur el territorio del Sáhara Occidental. De un lado, ocupado por Marruecos, la zona costera, la pesca y los fosfatos, de la antigua colonia  española. Del otro, en la hamada argelina, en el estéril desierto, los campos de refugiados de Tindouf y el Frente Polisario…Una tierra de nadie donde la República Árabe Saharaui Democrática, huyendo de la muerte, plantó sus jaimas bajo el sol y las estrellas…Un lugar donde habita la pobreza…donde no hay electricidad, ni agua, ni árboles, ni pájaros, ni caminos…

Un paisaje casi fantasmagórico, del que se marchan los hombres de los turbantes negros. Donde deambulan los viejos y las mujeres. Las madres y las abuelas, y una prole de niños descalzos, desnutridos, que te tira con piedras y te pide caramelos…Cuatro cabras y un escuálido dromedario… Poco más…o, al menos, eso es lo que yo vi.

Es cierto que organizaciones no gubernamentales, asociaciones  y la ayuda humanitaria internacional han hecho mucho en estos campos del exilio. Es verdad que los niños saharauis vienen de vacaciones a pasar el verano con familias españolas. Es verdad que tienen guarderías y escuelas en las que se enseña el español.

Pero no se puede condenar a un pueblo a sobrevivir. A estar desmembrado. Fracturado. Dividido.  A no tener más horizontes que la arena y el cielo…Un pueblo sin pasaporte, al que le han arrebatado su territorio, su dignidad, su libertad…

Y aún hay más. Cuando esto escribo, a quince kilómetros de El Aaiún,  Mohamed VI arrasa el campamento de cuatro mil jaimas levantadas en protesta por las condiciones en las que les hacen vivir (¿vivir?),  dentro de su propia tierra. Sin testigos, ni periodistas, ni observadores de ningún tipo…

Marruecos no admite injerencias y el mundo calla… Y Naciones Unidas, y España, y Francia, y…

Mientras, la mujer saharaui reza de rodillas, en el desierto, mirando a La Meca, como una siniestra sombra frente a la nada…Y su rezo es un grito.

Porque, el cielo podrá esperar, pero el pueblo saharaui, no.

Arde El Aaiún.

 

Fotos y texto: Manuel Belda



Anuncios

5 comentarios en “SAHARAAAAH!

  1. para que marruecos quiere ceuta y melilla?,si no repeta sus raices, por que por mucho que le pese,ellos estaban hay antes que los marroquies,imaginaros lo que sentiriais si os quitasen la casa,la comida,los derechos,solo les queda el orgullo de ser uno de los pueblos mas orgullosos de su cultura y sus tradiciones,por eso no les venceran,cosa que no nos pasa a nosotros,poco orgullo tenemos de nuestra cultura y nuestras tradiciones.dejemos vivir a cada uno en su casa,

    • Desde 1960 hasta este año, las Naciones Unidas han aprobado cerca de doscientas (200) resoluciones sobre el Sáhara Occidental. Y ya desde las primeras (cuando era una colonia española) se recoge el derecho del Sáhara Occidental y de todos los territorios que se habían repartido los europeos desde finales del siglo XIX.
      (www.iajuws.org/resoluciones.php)

  2. Alto y claro, no se puede escribir mejor, lo peor de todo esto que está pasando y miles de cosas más, es que la gentuza de arriba seguirán comiendo tan tranquilos, y no se les revolverán las tripas sabiendo que pueden hacer algo y no lo hacen, !panda de haraganes!, faltos de todo escrúpulo hacia lo más grande y único que nos diferencia de los animales, ayudar a quien lo necesita…

  3. En tu tierra, en la mía, en definitiva la de todos, seguimos viendo estas aberraciones. Ojalá algún día lleguemos a ver que los políticos vuelven a ser seres humanos y no hacen más que lo que deben: socorrer a los desvalidos. A los que han perdido el suelo y el alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s